Declara Tribunal culpable de tentativa de extorsión a ex agente ministerial

Por Manuel Angulo C.

MEXICALI, BC.- Plenamente responsable de extorsión en grado de tentativa, agravada por pertenecer a una corporación policial, fue declarado el ex agente de la Policía Ministerial del Estado Martín Guzmán Montelongo.

Este día el Tribunal de Juicio Oral conformado por tres Juezas emitió el fallo condenatorio en contra del ex servidor público, quien al momento de cometer el delito, el primero de septiembre de 2010, era efectivo policiaco y se encontraba en funciones.

La audiencia para emitir el fallo se realizó a partir de las 10:17 horas, luego de un retraso causado por un sismo de 5.1 grados registrado a las 9:47 horas, lo que motivó la evacuación del edificio del Nuevo Sistema de Justicia Penal ubicado en la Zona de Río Nuevo.

Sara Perdomo Gallegos, en su calidad de Jueza relatora, recordó los antecedentes del caso y señaló que el Tribunal valoró cada uno de los testimonios y pruebas que fueron presentados en el Juicio Oral, tanto por parte del fiscal como por la defensa.

La juzgadora explicó que el testimonio de la víctima, Miguel Ángel Magaña Manrique, tuvo suficiente peso como señalamiento en contra del agente Guzmán Montelongo, a quien identificó como la persona que en diversas ocasiones lo había visitado en su negocio, ubicado en el kilómetro 17.5 de la carretera Mexicali-San Luis, “con la firme convicción de ejecutar el delito de extorsión, sin importarle quebrantar la ley y menos aún que como agente de la Policía Ministerial su función principal era investigar los hechos delictivos que son de su conocimiento, prestar auxilio a las víctimas u ofendidos, más no cometerlos”.

Al referirse a los hechos en que Guzmán Montelongo participó el primero de septiembre de 2010, la Jueza Perdomo Gallegos refirió:

“Encontrándose en el lugar de los hechos procedió a amenazar con reventar el negocio o causar un daño a la persona del ofendido, a algún miembro de su familia o de sus empleados, ejecutando actos encaminados directamente a que la víctima realizara actos en perjuicio de su patrimonio, ya que en reiteradas ocasiones amenazó a los empleados de la vَíctima exigiéndoles que le dijeran a su patrón, hoy víctima, que contestara el radio que portaba, que sólo querían el dinero, esto es 2 mil 500 dólares”.

La versión de Miguel Ángel Magaña Manrique, la víctima, dijo la Jueza relatora, fue corroborada por los tres agentes de la Policía Ministerial del Estado que la noche del primero de septiembre de 2010, a las 23:30 horas, arrestaron a Martín Guzmán Montelongo en el momento en que presuntamente recibía dos sobres con dinero, de manos del comerciante, propietario de un negocio llamado “Grúas Magaña”.

En sus declaraciones, los agentes de la Policía Ministerial José Antonio Frías Sierra y Meili Salazar declararon que les consta que el primero de septiembre de 2010, al encontrarse en la oficina de la víctima, escucharon cómo a través del radio de comunicación de aquella una persona del sexo masculino profería insultos y exigía que le entregara el dinero que se había comprometido a entregar.

Los agentes supieron en ese momento que la llamada se estaba realizando desde el número 122*719591*15. Este número corresponde al radio de comunicación que le fue asegurado al ex agente Martín Guzmán Montelongo por el policía Mario López Gaeta, quien en su declaración rendida ante el Tribunal del Juicio Oral dijo que en una inspección ocular que realizó al radio de comunicación, pudo corroborar que el número que le correspondía es el 122*719591*15.

El agente ministerial López Gaeta dijo además que al revisar el historial de llamadas del radio, pudo constatar que la última llamada saliente de ese equipo de comunicación había sido realizada a las 22:11 horas al número que corresponde a la víctima.

No convencieron los testigos de la defensa
La Juez relatora puntualizó que, en cuanto a la teoría del caso que expuso la defensa, en el sentido de que el acusado se encontraba en la negociación de la víctima al momento de ser detenido en virtud de que había ido a recoger su teléfono celular que hacía tres semanas había extraviado en el negocio de la víctima al estar auxiliando a los bomberos a sofocar un incendio suscitado en un tractocamión que se encontraba en el interior del mencionado lugar, así como la gratificación que le habían prometido, no logró crear convicción en el ánimo del tribunal.

La Jueza explicó que la comparecencia de los bomberos que atendieron el 7 de agosto un incendio de un tractocamión dentro del establecimiento de la víctima corroboró que el acusado estaba ese día auxiliando en el sofocamiento de las llamas, pero no acreditaron que hubiera perdido un teléfono celular.

Además, agregó, las declaraciones de los trabajadores de un taller aledaño al sitio donde se realizó la detención de Guzmán Montelongo no fueron consistentes y tampoco fueron suficientemente convincentes en cuanto a la forma en que ocurrió la detención.

La Jueza presidenta Cenaida Tafolla González dio a conocer que será el próximo 24 de febrero a las 10:00 horas cuando se dé a conocer la pena que se impondrá a Guzmán Montelongo, así como las medidas que se impondrán para la reparación del daño.

La Jueza presidenta citó además a varios testigos para que se presenten el día de la audiencia del 24 de febrero. Al respecto, el Ministerio Público dio a conocer que se desisten de declarar los testigos Miguel Ángel Magaña Manrique (víctima) y Diego Peinado Rojas, trabajador del primero, ya que ambos salieron de la ciudad.

La defensa anuncia que podría acudir a revisión
Por su parte, la defensa del acusado dio a conocer que esperarán la pena que imponga el tribunal a su defendido el próximo 24 de febrero.
El abogado defensor, quien pidió omitir su nombre, externó que esperan que sea una penalidad baja la que se imponga a su cliente, ya que no hay otras pruebas que acrediten una penalidad alta.

“Una vez que se conozca la penalidad, Martín va a estar en la encrucijada de decidir qué va a hacer; si acepta la sentencia ese mismo jueves o el viernes va a salir, pero penalmente responsable, socialmente condenado, si Martín tiene la suficiente fuerza y entereza para enfrentar esto, va a interponer recurso de nulidad ante el Tribunal Superior de Justicia para que se revise la sentencia, y en su caso si el Tribunal confirmara la sentencia, y Martín quisiera insistir, (se va al) amparo directo, si el amparo directo se pierde, se acoge a la sentencia y sale a la vuelta de cuatro o cinco meses más”, explicó el abogado.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: