Es acusado de portar documentos de EU falsos

Por Manuel Angulo C.

CASO: 02-2010-01305

Un hombre es acusado de portar documentos falsos. Se le detuvo el pasado 12 de agosto de 2010, a las 18:50 horas, cuando presuntamente salía de una casa deshabitada que se ubica en la esquina de las calles Ríos de los Ahuehuetes y Río del Desierto, del fraccionamiento Valle de Puebla.

El hombre tiene 27 años, es originario de Guanajuato y dice dedicarse a la albañilería. Tiene su domicilio en el fraccionamiento Ángeles de Puebla.

El 12 de agosto, dos agentes de la Policía Municipal observaron al sujeto salir de la casa deshabitada en compañía de otra persona. Aparentemente porque les parecieron sospechosos, los dos hombres fueron detenidos para una revisión.

Presuntamente los agentes municipales pidieron a los dos sujetos que se identificaran, por lo que ambos mostraron sus respectivos documentos. El hombre sujeto ahora a proceso mostró una credencial de residente legal en Estados Unidos con su nombre y fotografía, y una tarjeta del Seguro Social estadounidense, también con su nombre.

De acuerdo a los datos que los policías municipales plasmaron en el informe que elaboraron, el sujeto de 27 años dijo que los dos documentos procedentes de Estados Unidos que presentó son falsos, ya que los compró en 50 dólares en Los Ángeles, California.

El pasado 2 de septiembre se le conmutó la medida cautelar que se le había impuesto inicialmente de prisión preventiva, para otorgársele la libertad bajo la condición de presentarse a firmar cada semana.

Este 24 de noviembre, a las 11:00 horas, se realizó una audiencia intermedia con el objetivo de determinar si su caso trasciende a un Juicio Oral.

Se dio a conocer que la defensa del imputado interpuso un recurso de amparo, el número 607, el cual aún no ha causado ejecutoria, por lo que no tiene efectos para suspender la prosecución del juicio.

La Juez determinó que las pruebas ofrecidas por la fiscal son admisibles. Se trata de los testimonios de los dos policías municipales que realizaron la detención del acusado; el examen pericial realizado a los dos documentos que se le encontraron; y los documentos físicos en sí como prueba documental.

También las pruebas ofrecidas por la defensa fueron admitidas: El testimonio de una persona identificada como Juan Carlos Mena Lara, quien el día de los hechos acompañaba al imputado y quien fue dejado en libertad por los agentes municipales, una vez que se no se le encontró ninguna evidencia de que hubiera participado en algún delito.

La Fiscal solicitó a la Juez que la pena que se le imponga al imputado, en caso de que se le declare culpable, sea la mínima que marca el artículo 259 del Código Penal para Baja California, como parte del capítulo II correspondiente a la falsificación de documentos y uso de documentos falsos. Cabe señalar que este tipo de delitos se clasifican dentro del título III del Código Penal y considera a los llamados Delitos contra la fe pública.

La Fiscal consideró que el imputado merece la pena mínima debido a que no cuenta con antecedentes penales.

El citado artículo dice así:

“ARTICULO 259.- Tipo y punibilidad de falsificación de documentos.- Se impondrá prisión de seis meses a tres años y de veinte a cien días multa, al que para obtener un beneficio o para causar un daño, falsifique o altere un documento público o privado.

Uso de documentos falsos.- Las mismas penas se impondrán al que, a sabiendas y con los fines a que se refiere el párrafo anterior, haga uso de un documento falso o alterado, o haga uso indebido de un documento verdadero, expedido en favor de otro, como si hubiera sido expedido a su nombre.

Se incrementará la pena hasta en una tercera parte, cuando el autor sea o haya sido integrante de alguna institución de seguridad pública o corporación policíaca, hasta un año después de haber concluido el empleo, cargo o comisión”.

En los primeros alegatos, la defensa del imputado dijo que es falso que su defendido haya mostrado de manera voluntaria ante los agentes municipales los dos documentos que presuntamente son falsos.

La defensora de oficio explicó que su defendido mostró los documentos a petición de los policías y dijo además que el ahora imputado iba caminando por la calle, y no salió de una casa deshabitada, como en su informe lo refieren los policías que llevaron a cabo la detención.

La Juez determinó el auto de apertura de juicio oral para desahogar las pruebas que cada una de las partes ha ofrecido. A las 11:48 horas terminó la audiencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: